Comunicados del Centro Prodh

Imprimir
PDF
May
30

Nuevo estudio científico corrobora debilidad de la “Verdad Histórica” en el caso Ayotzinapa

Autor // comunicacion

LogosSeraTlachiProFUNDAR

Ciudad de México a 30 de mayo de 2018.- El día de hoy, diversos medios de comunicación informaron sobre la publicación de una nueva investigación científica que pone en evidencia la imposibilidad científica de la hipótesis oficial sobre el destino de los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos en Iguala el 26 de septiembre de 2014.

Al respecto, es relevante tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1. La hipótesis oficial se basó desde el comienzo, fundamentalmente, en testimonios y declaraciones. De acuerdo con estos, entre el 26 y el 27 de septiembre de 2014, habría existido una pira humana a cielo abierto en el basurero de Cocula, que habría durado al menos 16 horas, en la que los cuerpos de los estudiantes habrían sido quemados hasta ser reducidos a cenizas. Respecto de estos testimonios, instancias como el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) -designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)- y la propia Oficina en México de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) han mostrado tanto sus inconsistencias como la evidencia de que fueron obtenidas mediante tortura.

2. Aunque PGR aludió públicamente a una supuesta pira humana a cielo abierto en el basurero de Cocula a partir de noviembre de 2014, en términos estrictamente periciales, la hipótesis oficial se basa en dos dictámenes en materia de incendios. El primero, fechado el 15 de enero de 2015, de folios 80002, 83278, y 88350, fue firmado por los peritos de la Procuraduría General de la República (PGR), Ing. Marcos Soto Villalobos y Moisés Moreno Gallegos. El segundo, fechado el 17 de marzo de 2016, de folio 9331, fue realizado por los peritos de PGR el Ing. Marcos Soto Villalobos y el Lic. Francisco Javier Piliado Velasco. En estos dictámenes donde se afirma que en el Basurero de Cocula existió un incendio con la capacidad de reducir a cenizas 43 cuerpos humanos. Dichos dictámenes, lamentablemente, no están siendo en la actualidad analizados por un Juez, ni lo serán en el futuro cercano, dado que no hacen parte de las acusaciones presentadas hasta hoy por PGR; es decir, no han sido judicializados porque las acusaciones presentadas afirman que los estudiantes están secuestrados y no postulan una tesis específica sobre su destino final.

3. Para analizar los dictámenes oficiales, el GIEI pidió un peritaje al Dr. José Luis Torero, presentado en el Informe del GIEI se septiembre de 2015, quien concluyó entre otras cosas que eran deficientes y que la evidencia no sugería que en el basurero de Cocula hubiese existido un fuego, con las características de una pira humana a cielo abierto, capaz de reducir a cenizas 43 cuerpos humanos.

4. Posteriormente, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), presentó en febrero de 2016 un Dictamen Pericial Integral sobre los Indicios encontrados en el Basurero de Cocula, elaborado por un equipo interdisciplinario de 26 peritos, que también concluyó la imposibilidad científica de la llamada “Verdad Histórica”.

5. Enseguida, durante el segundo mandato del GIEI, se conformó un Panel de Especialistas en Fuego para profundizar el análisis. El 31 de marzo de 2016, uno de los integrantes de este panel, el Dr. Ricardo Damián Torres, anunció junto con PGR en una conferencia de prensa lo que a su juicio eran las primeras conclusiones del panel. Consecuentemente, presentó en el expediente un documento, firmado sólo por él -de cuatro cuartillas de contenido, quitando la carátula y la bibliografía-, que no descartaba la posibilidad de que en el basurero de Cocula hubiese existido un fuego como el reportado por PGR. En su momento, el GIEI señaló las irregularidades de este proceder y la mala fe de PGR. Al margen de esto, importa aquí destacar que el documento de Ricardo Damián Torres, reconocía la ausencia de estudios en la bibliografía sobre incendios que permitieran entender la dinámica de una pira humana de grandes dimensiones a cielo abierto, señalando que: “Al día de hoy, no existen datos experimentales sobre la incineración de múltiples cuerpos en un solo evento bajo estas condiciones”, recalcando la ausencia de elementos para proyectar o predecir “los combustibles requeridos para mantener la combustión necesaria”. El documento también señaló: “Podemos tener la hipótesis de que de acuerdo a las condiciones, cantidad de combustible, tiempo y circunstancias necesarias para la quema masiva de 43 cuerpos como se señaló en las declaraciones, pero únicamente una prueba a gran escala puede confirmar o desacreditar cualquier hipótesis desarrollada. Los factores aún desconocidos son qué condiciones de incendio sería necesarias para lograr la destrucción de un total de 43 cuerpos en un período de 16 horas”. En este sentido, recomendaba continuar la investigación científica, incluyendo: “1. Determinar la energía necesaria para quemar un cuerpo humano y su resultado (No hay información precisa en fuentes bibliográficas relacionado a esto). 2. Determinar la cantidad mínima de combustible de madera en el basurero de Cocula que puede mantener un incendio con suficiente flujo térmico para incinerar un cuerpo (Necesitamos evaluar las condiciones térmicas de flama e incandescencia de un incendio grande con ramas de árboles)”. No obstante, ninguna otra investigación o experimentación oficia o académica se había hecho hasta el momento.

Precisamente, para colmar esta laguna de conocimiento, un grupo de 23 especialistas de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Queensland, en Australia, condujo una serie de experimentos en las que reprodujeron en seis ocasiones piras a cielo abierto, empleando cuerpos de cerdos dado que las características de este animal se asemejan a un cuerpo humano. El equipo estuvo encabezado por el Dr. Luis Yerman Martínez y contó con la participación de Dr. José Luis Torero. Los resultados de esos experimentos se presentaron, en formato de investigación académica, en la revista internacional arbitrada Fire Safety Journal, una de las publicaciones especializadas en investigación de fuego más acreditadas a nivel mundial y la revista oficial de la Asociación Internacional de la Ciencias de Prevención de Incendios.

Entre los principales hallazgos de esta investigación, destacan los siguientes, con subrayado y subtítulos en negritas fuera del original:

• "La degradación de los cuerpos debe correlacionarse con la dinámica del incendio para completar una investigación forense. La solidez de la correlación entre el nivel de destrucción de un cuerpo y la eficiencia de combustión, la intensidad y la duración de los posibles incendios se tiene que demostrar para inferir la validez de una hipótesis de cremación" (p. 63).

Sobre la información cuantitativa que proporciona el estudio: "Mientras que la información sobre las diferentes formas de cremación parece dominar en la literatura, ninguna de esta información proporciona datos cuantitativos sobre la cantidad de combustible necesario para la destrucción completa de un cuerpo usando una pira al aire libre, la duración de la combustión necesaria, el efecto de la interacción de múltiples cuerpos y la producción neta de energía de un cuerpo bajo diferentes niveles de exposición. El presente estudio se realizó para proporcionar datos adecuados que permitan inferir la interacción entre un cuerpo y el combustible durante el proceso de pira abierta" (p. 63 - 64).

• "La combustión al aire libre, donde todo el combustible se coloca horizontalmente, no es eficiente, sino que se encuentra en el otro extremo de la eficiencia. El suministro de combustible y aire es complejo e ineficiente" (p. 64).

• "Las piras crematorias se han estudiado utilizando reconstrucciones que siguen prácticas tradicionales. Los estudios muestran que las temperaturas en el núcleo de una pira pueden superar las 800 °C durante varias horas. Sin embargo, grandes cantidades de combustible son necesarias para mantener el proceso de cremación hasta que se destruya la mayor parte de la materia orgánica. Según McKinley, el diseño ideal de una pira de cremación mejora la eficiencia de la combustión, por lo que solo se necesitan 700-900 kg de madera para que los huesos queden libres de residuos orgánicos. Si la pira es más pequeña que el cuerpo, entonces el aire frío no permitirá la cremación de las extremidades del cuerpo. Por lo tanto, las dimensiones habituales de una superficie de pira son alrededor de 2,5 m. x 1.5m. La duración típica para el consumo total de la carga de combustible es de aproximadamente 6-7 h, permitiendo 6 o 7 horas adicionales durante las cuales el cadáver se deja consumir por las brasas" (p. 64).

Sobre la imposibilidad de que la combustión de un cuerpo sea autosostenible: “Una conclusión importante es que el balance energético neto de un cuerpo es positivo con calores exotérmicos de combustión promedio del orden de 17 MJ/kg y para grasas corporales de 39.8 MJ/kg. Esto ha llevado comúnmente a la conclusión de que una vez que las grasas se liberan, la combustión de un cuerpo puede ser autosostenible [...Pero…] el logro de la destrucción completa de la materia orgánica no solo está relacionado con la exotermicidad del cuerpo, sino que es principalmente un problema de extinción relacionado con la retroalimentación neta del calor al combustible” (p. 64).

Sobre la relación entre el número de animales y las mejores condiciones para el fuego: "[U]n aumento en el número de animales no tiene un efecto positivo en el lecho de la pira, incluso en condiciones mejoradas para su quema. La quema en esta prueba se caracteriza por pequeñas llamas y, por lo tanto, bajas temperaturas [...] Por lo tanto, se puede concluir que aumentar el número de animales no tiene un efecto positivo en el lecho de la pira en esta relación F / A = 5 [Combustible / Masa corporal del animal], incluso si los animales son más pequeños" (p. 69 - 70).

• "Esta es una conclusión importante porque sugiere que, para esta relación F / A [Combustible / Masa corporal del animal], para establecer la cantidad mínima de combustible requerida para la incineración de múltiples cadáveres de animales, no es necesario realizar experimentos con más animales. La mínima cantidad de combustible requerida será la necesaria para un solo animal porque las interacciones de cuerpo con cuerpo de los animales son perjudiciales para el fuego" (p.70).

• Sobre la imposibilidad de la quema autosostenible de múltiples cuerpos: "Esta observación es importante porque verifica que incluso si se expone al calor durante mucho tiempo, cuando se incinera en piras abiertas, la eficiencia del intercambio de calor entre las llamas y la fuente de combustible es tal que los cadáveres de los animales no pueden sostener la combustión en ausencia de calentamiento externo suficiente. [...] La combustión autosostenible no es solo una función del calor de combustión sino también del balance de calor neto en la superficie de la piel". (p. 72)

Las conclusiones del artículo (p. 72-73) son:

“1. A medida que el suministro de calor neto a la superficie del animal disminuye, la combustión soportada por la degradación de los cadáveres de animales cesa debido a la extinción de llama asociada con la generación reducida de gases combustibles.

2. Un mínimo de nueve veces el peso del cuerpo en madera seca es necesario para lograr la destrucción casi completa de toda la materia orgánica (<10%) cuando la pira se deja desatendida (es decir que no se alimenta de combustible).

3. En condiciones ideales (cuerpos más pequeños y alimentación continua de combustible) es necesario un mínimo de 5 veces el peso del cuerpo en madera seca para lograr la destrucción casi completa de toda la materia orgánica (<10%).

4. Para todas las condiciones estudiadas, la presencia del cuerpo siempre dará como resultado un debilitamiento del fuego, pero no afectará significativamente la estructura de las llamas. Solo si la cantidad de combustible es muy pequeña (F / A = 2), entonces el efecto disipador de calor asociado al cuerpo, reducirá el tamaño del fuego a un punto donde ocurre la extinción de la llama.

5. Las interacciones entre cuerpo y cuerpo de los animales con la pira resultan en un impacto endotérmico (que absorbe energía en forma de calor) más fuerte del cuerpo con el lecho de la pira, por lo que es menos eficiente quemar una multitud de cadáveres que una carcasa individual.

6. La quema autosostenible de cadáveres de animales en una configuración de pira abierta no es posible. Energía significativa proveniente de la madera siempre es necesaria para evitar la extinción del fuego.

Todas las estimaciones proporcionadas en las conclusiones anteriores son conservadoras dado que, en todos los casos estudiados, todavía quedaba materia orgánica importante en todos los animales incinerados”.

En suma, el artículo publicado por el equipo del Dr. Yerman en la revista arbitrada internacional Fire Safety Journal, colma las lagunas de conocimiento aceptadas incluso por el panel de especialistas de fuego de la PGR y vuelve a evidenciar la imposibilidad científica de la hipótesis oficial de la PGR en el caso Ayotzinapa, aportando elementos técnicos sobre las condiciones que habría requerido una pira a cielo abierto para reducir a cenizas, sin dejar rastros de materia orgánica, 43 cuerpos humanos. Se trata en consecuencia, de la primera prueba a gran escala posterior a los estudios iniciales.

Una vez más, instancias técnicas acreditadas a nivel global muestran que en el caso Ayotzinapa, la verdad no ha sido hasta ahora esclarecida. Esta investigación confirma, por tanto, que la investigación no puede cerrarse.

Imprimir
PDF
Oct
20

Gobierno acepta ante CIDH diez acuerdos sobre Ayotzinapa, relanzar búsqueda y reestructurar investigación

Autor // comunicacion

BannerAyotziCIDH

 

 

LogoTlachiProdh

 

*Trabajo del GIEI, “símbolo mismo del derecho a la verdad”: presidenta de la Comisión
 
Ciudad de México, 20 de octubre de 2015. Con la presentación de diez compromisos básicos para desarrollar su mandato firmados con el gobierno federal, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) expuso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) los resultados de sus primeros seis meses de trabajo para supervisar el caso de la desaparición forzada y ejecución de los normalistas de Ayotzinapa.
 
Durante la audiencia de oficio desarrollada en el 156 periodo de sesiones de la CIDH –en la que estuvieron presentes también representantes de las víctimas y del Estado mexicano-, el GIEI hizo un resumen de los hallazgos de su investigación y denunció el lanzamiento de una quinta versión de los hechos no contrastada ni presente en los testimonios; pidió que no se vuelva atrás en cuestiones ya esclarecidas y exigió al Estado profundidad y seriedad en sus compromisos para realizar la investigación y la búsqueda.
 
Los representantes de las víctimas señalaron que es fundamental el impulso decidido de la Presidencia de la República para la reestructuración de la investigación y la búsqueda de los jóvenes, y pidieron que se establecieran tiempos para cumplir los compromisos, algunos de los cuales ya se habían pedido con meses de antelación, como la búsqueda con tecnología de punta.
 
Entre los compromisos firmados entre el gobierno mexicano y la CIDH –que son para abrir la investigación, no para acotar el trabajo, aclaró el Grupo- se encuentra sacar la investigación de la SEIDO de forma inmediata, proporcionando toda la información existente al nuevo equipo de investigación; que en el nuevo peritaje sobre la dinámica de fuego en Cocula se establezcan de común acuerdo los objetivos, condiciones, perfiles y peritos, así como el modo en que se realizará el estudio; que se conforme un nuevo equipo de investigación con experiencia y de confianza con la procuradora y con el propio GIEI; integrar el informe del GIEI en la investigación del caso, incluyendo seguir las recomendaciones; y planificar de forma conjunta una ruta de investigación tomando en cuenta las informaciones existentes y las nuevas líneas incluidas en el informe.
 
También se acordó que se establecerá un mecanismo de coordinación periódico, incluyendo la información sobre diligencias a realizar que sean relevantes para el caso y las líneas de investigación acordadas, así como la observancia o participación del GIEI en las cuestiones que estime relevantes y que decrete la PGR, según el marco legal y el papel de coadyuvancia; la evaluación del conjunto de las nuevas diligencias para establecer los nuevos hechos probados; relanzar la búsqueda con las autoridades competentes con una estrategia basada en las líneas señaladas por el GIEI; la formalización de la relación con el nuevo equipo de la PGR estableciendo los acuerdos y la forma de seguimiento de los mismos; la elaboración por parte del GIEI de un documento de trabajo para llevar a cabo la investigación y búsqueda; dar pasos en la atención a las víctimas de acuerdo con el GIEI y los representantes de las víctimas, incluyendo el derecho a la verdad, a la reparación y a la información; y finalmente, mantener la confidencialidad de la información sobre nuevos resultados de la investigación hasta transmitir la información a los familiares.
 
Los representantes de las víctimas denunciaron la falta de acciones concretas para cumplir con el informe del GIEI y los intentos de desprestigio contra el Grupo y otros actores; insistieron en que no se trata de un caso aislado y que se circunscribe en una realidad nacional de macrodelincuencia y corrupción política. También expusieron que se les ha restringido el acceso al expediente, que hay graves irregularidades en las recientes actuaciones de las autoridades para confirmar una teoría del caso insostenible; que no se ha creado la unidad especial para investigar los hechos ni se ha accedido a apartar de la investigación e investigar a funcionarios que han obstruido el esclarecimiento del caso, y que se continúa poniendo a las víctimas en segundo plano.
 
Para los representantes de las familias hay algunos ejes indispensables para cumplir las recomendaciones principales del GIEI, entre ellos: generar un Plan de Investigación, que debería indagar el contexto de macrocriminalidad y corrupción política, que no encapsule el caso de Ayotzinapa como un problema exclusivamente municipal, que investigue la participación de otras fuerzas de seguridad del orden estatal y federal, incluyendo al Ejército mexicano; que se aseguren condiciones de colaboración para el trabajo que realiza el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF); que indague si el objetivo del operativo policial fue impedir que los autobuses tomados por los estudiantes salieran de la ciudad de Iguala, dado que estos autobuses podrían estar vinculados con el tráfico trasnacional de drogas; que no pierda tiempo en diligencias sobre cuestiones que ya quedaron esclarecidas en el Informe GIEI y que sólo expresan la persistente intención de estigmatizar a las víctimas; y que se inicie una investigación respecto de aquellos funcionarios que por acciones u omisiones obstruyeron la investigación de los hechos.
 
También indicaron que para el relanzamiento de la búsqueda consideran fundamental el uso de tecnología de punta recomendada por el propio GIEI desde su primer informe de actividades de fecha 19 de marzo de 2015; la georeferenciación de fosas clandestinas, hornos crematorios en la zona y en el estado, así como de otros datos sustanciales de búsqueda; y la concentración de la estrategia de búsqueda en el nuevo Fiscal o encargado del equipo de investigación, de tal forma que se evite la dispersión.
 
Los comisionados pidieron precisiones sobre la postura del Estado ante las huellas de coacción o tortura contra 77% de los detenidos y los funcionarios implicados en ello, el lanzamiento de la quinta versión sobre el caso y las declaraciones del Secretario de la Defensa en el sentido de que no permitirá que el GIEI entreviste a los integrantes del 27 Batallón. Ante la respuesta del Subsecretario de Derechos Humanos de la secretaría de Gobernación de México, Roberto Campa Cifrián, en el sentido de que tal solicitud no estaba presente en los acuerdos firmados, el GIEI aclaró que es parte de las diligencias y solicitudes pendientes, y que espera una respuesta a través de los canales establecidos y no con declaraciones que abonan a la confusión y la desconfianza en cuanto a su mandato.
 
También fue punto a debate la duración del próximo mandato del GIEI, que el gobierno mexicano pretende que sea de 6 meses mientras que las víctimas piden que sea indefinido. Los representantes y los mismos familiares de las víctimas, quienes intervinieron a través de un video, insistieron en que es fundamental la permanencia de los expertos.
 
La presidenta de la CIDH, Rose-Marie Antoine, señaló que la CIDH espera que se dé al GIEI la posibilidad de entrevistar a los elementos del Ejército, y resaltó la importancia del tema al decir que “el trabajo del GIEI se ha convertido en el símbolo mismo del derecho a la verdad; por eso es importante que se palpe la transparencia del proceso”. 

 

 

10compromisos 01  10compromisos 02 
10compromisos 03  10compromisos 04 
10compromisos 05  10compromisos 06 
10compromisos 07  10compromisos 08 
10compromisos 09 10compromisos 10

 

10compromisosFULL 11

Imprimir
PDF
Sep
24

Familias de Ayotzinapa presentan 8 exigencias esenciales a Peña Nieto

Autor // comunicacion

Banner8PuntosAyotziEPN

 

 

* ACTUALIZACIÓN: 21:18 hrs. 24/Sep/2015

 

Presidencia desperdicia oportunidad de demostrar compromiso verdadero con Ayotzinapa
 
* Se ignoraron planteamientos de padres y madres de Ayotzinapa
 
Ciudad de México, 24 de septiembre de 2015. Con la exposición unilateral de medidas que ignoraron por completos los planteamientos de las madres y padres de los normalistas de Ayotzinapa, el presidente Enrique Peña Nieto desperdició la oportunidad de demostrar un compromiso verdadero por encontrar la verdad y la justicia en este caso, señalaron los familiares.
Los seis puntos expuestos por el presidente Enrique Peña Nieto en la reunión sostenida hoy con padres y madres de los normalistas de Ayotzinapa no suponen ningún avance. Los familiares de los jóvenes desaparecidos, heridos y ejecutados rechazaron el anuncio de la creación de una fiscalía especializada para la búsqueda de personas desaparecidas, pues lo que pidieron fue el replanteamiento de la investigación en una unidad especializada de investigación con supervisión internacional, compuesta por dos instancias: una que indague a profundidad dónde están los estudiantes y otra que investigue el montaje con el que se pretendió engañar a las familias.
Además, señalaron, que una fiscalía no se puede realizar sin antes consultar a las familias de los otros desaparecidos. "Es momento de levantar la voz y exigir justicia para los 43 y las más de 26 mil personas desaparecidas", enfatizó Cristina Bautista Ascencio, madre del estudiante desaparecido Benjamín Ascencio Bautista.
Padre y madres sostuvieron que las medidas anunciadas por la Presidencia de la República no garantizan un verdadero cambio en la investigación sobre la desaparición forzada de sus hijos.
 
 Exigencia01 Exigencia02 Exigencia03 Exigencia04
Exigencia05 Exigencia06 Exigencia07 Exigencia08
Da click en cada una de las infografías para desplegarlas en mayor tamaño.
 

En el contexto de la reunión de los familiares de los normalistas con el presidente Enrique Peña Nieto, les compartimos las exigencias que serán planteadas durante el encuentro:

Con la demanda de que como máximo jefe del Estado mexicano, Enrique Peña Nieto se comprometa a estar de lado de la verdad y no de la mentira, y que el Grupo Interdisciplinar de Expertos Independientes (GIEI) continúe su labor hasta que haya justicia y verdad, las familias de los normalistas y estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” presentaron al presidente de la República ocho exigencias esenciales y ratificaron que ratificaron que deben ser cumplidas las principales recomendaciones del GIEI: un replanteamiento general de la investigación y el mantenimiento de los procesos de búsqueda. 

Una de las ocho exigencias esenciales sostenidas por los familiares fue el replanteamiento de la investigación en una unidad especializada de investigación, con supervisión internacional, compuesta por dos instancias: una que indague a profundidad dónde están los estudiantes y otra que investigue el montaje con el que se pretendió engañar a las familias. 

En el documento entregado a la Presidencia de la República, los familiares de los normalistas exigieron al presidente el reconocimiento de la legitimidad de su búsqueda de justicia y la ratificación pública de que el caso se encuentra abierto; la permanencia del GIEI, la aceptación plena (no sólo el análisis) del informe de este grupo y sus recomendaciones, y que el mandato del GIEI se prorrogue un año, “el tiempo suficiente para que los expertos verifiquen la implementación de sus recomendaciones”. 

Mientras no haya verdad, señalaron los familiares, “nuestra legítima búsqueda de justicia marcará su administración y a su nombre se asociará el de Ayotzinapa como símbolo de la impunidad y la corrupción que reina en el país”. 

 
 
 

 México D.F, a 24 de septiembre de 2015

C. PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ENRIQUE PEÑA NIETO.

P R E S E N T E.-

8exigencias 01

 

Hoy, a casi un año de los atroces hechos acontecidos en Iguala, Guerrero, en contra de nuestros hijos y de nuestros compañeros, venimos ante Usted a exigir justicia y verdad a una sola voz.

Ha sido un año lleno de sufrimiento y de angustia por no saber de nuestros hijos. Un año en el que ha privado la simulación y el engaño. También ha sido un año en el que nuestra digna exigencia de justicia ha movido a todo Guerrero, a todo el país y a la comunidad internacional más allá de las fronteras.

No hay palabras que nombren lo que hemos vivido. De la incredulidad pasamos al desconcierto; del desconcierto a la tristeza; de la tristeza a la zozobra; de la zozobra a la rabia. Nuestras vidas han sido destruidas y sólo nos mantiene de pie el amor por nuestros hijos.

Porque fueron agentes y autoridades del Estado, Presidente. Fue el Estado el que desapareció a nuestros hijos, el que permitió que la narcopolítica se afincara en Guerrero, el que generó una mentira histórica que hoy ha sido evidenciada, el que nos torturó al privilegiar los tiempos políticos antes que los derechos de las víctimas.

Aún recordamos su indiferencia durante las primeras semanas de nuestra tragedia. Ignoramos si lo asesoran mal o si su gobierno fue omiso por razones partidistas, pero lo real es que esa negligencia marca de manera indeleble la investigación y compromete la responsabilidad de su Gobierno. 

La primera vez que venimos ante Usted, con la desaparición a cuestas tras más de un mes sin saber de nuestros hijos, firmamos con el Presidente de la República 10 compromisos que no fueron cumplidos cabalmente. Su palabra no fue honrada.  

En vez de que se haya procurado la justicia y la verdad, se procuró la mentira. Hoy lo sabemos porque el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) puso en evidencia que lo que su gobierno sostuvo como la verdad histórica no era más que un engaño construido sobre pruebas hechas a modo y sin independencia.

Por eso, venimos ante Usted a exigir que sean cumplidas las principales recomendaciones del Grupo de Expertos Independientes: debe darse un replanteamiento general de la investigación y deben mantenerse los procesos de búsqueda. Para que esto ocurra, necesitamos dos garantías: Primero, Usted como máximo jefe del Estado mexicano debe comprometerse a estar de lado de la verdad y no de la mentira; segundo, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes debe continuar su labor hasta que haya justicia y verdad. Estas dos garantías son la base para que sean atendidas nuestras exigencias, que son las siguientes:

1. Reconocimiento de la legitimidad de nuestra búsqueda de justicia y de que el caso se encuentra abierto. Demandamos que como jefe del Ejecutivo reconozca que nuestra lucha es legítima y exprese públicamente, de manera clara, que la investigación está abierta. Ya no queremos escucharlo decir que debemos superar este dolor y seguir adelante, como si la verdad hubiese sido esclarecida, cuando se nos pretende engañar con mentiras y falsedades; ya no queremos que sus funcionarios se expresen negativamente de nuestro movimiento y cuestionen dolosamente nuestras intenciones.

2. Permanencia del GIEI, aceptación plena del informe del GIEI y sus recomendaciones. Exigimos que públicamente se comprometa a cumplir el Informe del GIEI. Demandamos que se acate, no que se analice. No es posible que algunos de sus funcionarios digan que revisarán el informe y otros salgan públicamente a descalificarlo. Para ello, exigimos que así se señale públicamente, que el Gobierno Federal publique en el Diario Oficial de la Federación el resumen ejecutivo del Informe, y que se haga una nueva edición con amplia distribución en todo el país de dicho reporte. Además, demandamos que al cumplirse un año del mandato del GIEI reciba de ellos mismos y con nuestra participación, el informe a un año de sus labores, con base al cual se evaluará su permanencia para continuar monitoreando la implementación de todas sus recomendaciones.

Sabemos que su gobierno ha propuesto que el GIEI continúe durante 6 meses más. Nosotros demandamos que su mandato se prorrogue durante un año más, pues consideramos que sería el tiempo suficiente para que los expertos verifiquen la reestructuración de la investigación, la implementación de una estrategia de búsqueda profesional de nuestros hijos, pero además la implementación de una política pública integral que evite que estos hechos se vuelvan a repetir. Es momento Presidente de comprometerse a que este país cambie y se asegure la verdad y la justicia en Ayotzinapa.

3. Replanteamiento de la investigación en una unidad especializada de investigación, con supervisión internacional, compuesta por dos instancias: una que indague a profundidad dónde están nuestros hijos y otra que investigue el montaje con que se nos pretendió engañar. Al saber que la Procuraduría quiso engañarnos, una y otra vez nos preguntamos cómo podríamos volver a confiar en una institución que se burló de nosotros. Lo cierto es que no podemos volver a confiar. Pero si fue el Estado el que desapareció a nuestros hijos, no podemos dejar de exigir al Estado que los busque. Sabemos que formalmente la investigación debe continuar, pero para revertir el daño hecho exigimos que la indagatoria:

a) Salga de la SEIDO y sea ubicada directamente en la Oficina de la Procuradora;

b) Sea conducida por un fiscal que tenga el visto bueno del Grupo de Expertos;

c) Se guíe en función de un plan de investigación que deberá diseñarse conjuntamente con los expertos y la coadyuvancia;

d) Pida apoyo externo a la Procuraduría cuando requiera dictámenes periciales, con el visto bueno del Equipo Argentino de Antropología Forense;

e) Presente periódicamente los avances de la investigación;

f) Cuente con los recursos y facultades para incentivar la cooperación de testigos e informantes, previo visto bueno del Grupo de Expertos;

g) Haga suyo el peritaje generado por el Grupo de Expertos respecto del supuesto fuego de Cocula;

h) Agote todas las líneas de investigación, incluyendo las relativas al Ejército y a los políticos corruptos de Guerrero; y

j) Parta de la base fáctica de hechos comprobados por el GIEI.

Sin esas condiciones, es imposible cumplir con el replanteamiento recomendado por los expertos.

Por otro lado, la unidad especial de investigación que demandamos deberá también investigar a quienes por acciones u omisiones pueden tener responsabilidad en la obstrucción de la justicia fabricando versiones carentes de prueba. En particular, exigimos que se investigue la responsabilidad del ExGobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero; del ExProcurador de Guerrero, Iñaky Blanco; del ExProcurador, Jesús Murillo Karam; del Titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio; y de la responsable de los servicios periciales de la Procuraduría, Sara Mónica Medina Alegría.

4. Relanzamiento y concentración de la búsqueda a partir del uso inmediato de tecnología. A lo largo de todo este año hemos sufrido la falta de coordinación de su gobierno en lo concerniente a la búsqueda de nuestros hijos. Sin inteligencia y sin articulación, cada dependencia o fuerza policial realizó supuestas acciones de búsqueda sin profesionalismo. Hoy exigimos que, bajo la conducción de la unidad especial de investigación, se reconcentren los trabajos de búsqueda para que estos se conduzcan con base en análisis de inteligencia, con uso de toda la tecnología disponible. En particular, exigimos que se instale una mesa para la planeación de operativos regionales de búsqueda y que se use a la brevedad la tecnología recomendada por el Grupo de Expertos desde su primer informe, incluyendo lo relacionado con la telefonía, la georreferenciación de los puntos de búsqueda y el empleo de la técnica LIDAR para el uso de georradares aéreos. Para ello se requiere que Usted desde la Presidencia impulse estas medidas.

5. Atención digna e inmediata a los heridos y familiares de nuestros compañeros ejecutados extrajudicialmente. Trato digno a las víctimas. A un año de los hechos, siguen habiendo fallas en la atención de los heridos y de las familias de los fallecidos. Segundas opiniones internacionales que no se realizan; operaciones que se posponen; derechos que se niegan. Las instancias de atención de víctimas actúan descoordinadas y se guían por criterios burocráticos. Por otro lado, en todo momento se privilegia lo mediático y lo político cuando hay un anuncio relevante en la investigación, por encima de nuestros derechos, sin ningún respeto por el dolor que sentimos y sin ninguna humanidad. Ya no toleraremos más tratos indignos.

6. Respeto a la Normal Rural Raúl Isidro Burgos y cese a los intentos de criminalización de los normalistas. A lo largo de todo este año, hemos visto cómo su Gobierno pone más recursos y destina más personal en contener y reprimir las legítimas actividades de la Normal que en buscar a nuestros desaparecidos. Mientras que a los estudiantes se les vigile y se les monitorea, como ocurrió con nuestros muchachos por medio del C4, a los delincuentes que operan y que gobiernan en Guerrero se les permite actuar en la impunidad. Mientras que se protege a los narcotraficantes, se confunde permanentemente a la opinión pública a través de la estigmatización dolosa de la Normal. Demandamos respeto a la dignidad de nuestros hijos, de los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa y de todos los normalistas de México.

7. Mecanismos de comunicación permanente, digna y con respeto a nuestros derechos. Durante un año hemos tenido que enfrentar noticias muy duras en soledad, sin poder comunicarnos con nuestras familias, sin conocer la información de primera mano, todo porque su gobierno ha priorizado sus tiempos y estrategias políticas, por encima del dolor de las familias y sus derechos como víctimas. Hace solo un par de semanas confirmamos su desdén por nuestro dolor, por lo que puedan sentir nuestras familias en casa, cuando volvieron a mentirnos a nosotros y a la sociedad mexicana tergiversando verdades. No podemos permitir que sigan causándonos más dolor, por lo que es necesario que se establezca un mecanismo claro y respetuoso de información relativa a la investigación y búsqueda de nuestros hijos en el que se garantice el respeto a nuestros derechos como víctimas y a nuestra privacidad.

8. Reconocimiento y acciones de fondo frente a la crisis de impunidad, corrupción y violaciones a derechos humanos que vive México. A lo largo de este año, hemos aprendido que nuestros 43 hijos no son los únicos desaparecidos, nuestro dolor es tan generalizado como las desapariciones. Decenas de miles de familias buscan a sus seres queridos mientras nuestro país se convierte en una inmensa fosa clandestina. Usted debe hacer algo por los desaparecidos o, de lo contrario, el clamor de las familias que buscamos a quienes nos faltan lo seguirá a donde vaya y en donde esté, incluso después de que termine su mandato. Para responder a esta grave crisis que vive el país, el primer paso es escucharnos, escuchar a quienes sabemos lo que es buscar a nuestros desaparecidos, escuchar a quienes enfrentamos la indiferencia de las instituciones día a día. Las políticas y leyes para enfrentar esta situación deben ajustarse a las exigencias de quienes enfrentamos esta vivencia atroz; como lo han dicho las familias que comparten nuestra rabia y nuestro dolor en el marco de la discusión de la Ley General de Desaparición Forzada: ¡Sin las familias NO!

Por otro lado, la crisis que vive nuestro país es de tal magnitud que se requieren acciones de fondo. El GIEI es un paso en la dirección correcta; es necesario profundizar ese camino. Por eso, en el marco de su visita a las Naciones Unidas a partir de este domingo 27 de septiembre, en donde incluso se reunirá con el Secretario General Ban Ki-moon, demandamos que requiera formalmente y por la colaboración de la ONU para la creación de una Comisión Internacional contra la Impunidad y la Corrupción en México, que investigue y coadyuve en los casos más emblemáticos de violaciones graves a los derechos humanos, conflicto de interés y macrocriminalidad.

Usted mismo señor presidente en su discurso del 21 de agosto del presente año en el marco de la 38va sesión del Consejo Nacional de Seguridad advirtió: “los mexicanos hemos ido perdiendo algo fundamental para crecer como sociedad y como país: la confianza. La confianza en el gobierno federal, en los gobiernos locales, en el Congreso federal y en las Legislaturas de los estados, en el Poder Judicial de la Federación y en el Poder Judicial de las distintas entidades”. Es momento de comprometerse con su país entero y efectuar cambios de gran calado.

Nuestros hermanos guatemaltecos, ante una situación similar, decidieron profundizar la cooperación internacional para fortalecer el Estado de Derecho mediante un esquema similar, a partir de la llamada CICIG, han construido la justicia que hoy no tenemos en México. Como muestra el caso de nuestros hijos, los pactos de impunidad que subsisten en México son tan fuertes, que solo mediante una iniciativa de esta magnitud podrán ser revertidos. Para dar forma a esta iniciativa, se precisa una consulta amplia entre las víctimas, la sociedad civil, la academia y las instituciones estatales.    

En esta tónica, dado que será orador en la Asamblea General la Organización de las Naciones Unidas, le pedimos que en el discurso que dará en esa ocasión reconozca la legitimidad de nuestra lucha, la convicción del Estado mexicano para acatar el Informe presentado por el GIEI y su disposición para profundizar la cooperación internacional en el fortalecimiento del Estado de Derecho.

Presidente: No confiamos en sus instituciones y en su gobierno, que dolosamente buscaron engañarnos, pero el anhelo de abrazar nuevamente a nuestros hijos hoy nos hace estar aquí para exigirle una vez más que los encuentre, que los encuentre ya.

Mientras que no conozcamos con pruebas irrefutables el paradero de nuestros hijos; mientras las víctimas no seamos tratadas con dignidad; mientras los asesinos no sean detenidos y castigados; mientras los narcopolíticos sigan gobernando; mientras no haya verdad, nuestra legítima búsqueda de justicia marcará su administración y a su nombre se asociará el de Ayotzinapa como símbolo de la impunidad y la corrupción que reina en el país. Mientras no sepamos dónde están nuestros hijos, nuestro grito seguirá resonando en todo el país:

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!

COMITÉ DE PADRES DE FAMILIA DE LOS 43 NORMALISTAS

FAMILIARES DE LOS NORMALISTAS HERIDOS

FAMILIARES DE LOS NORMALISTAS EJECUTADOS EXTRAJUDICIALMENTE

COMITÉ ESTUDIANTIL DE LA NORMAL RURAL DE AYOTZINAPA.

 

Imprimir
PDF
Ago
26

Conoce nuestro micrositio Ayotz1napa | 43 días por los 43

Autor // comunicacion

BannerAyotz1napa

 

 

Este micrositio contiene todos los materiales que estamos publicando en la cuenta regresiva de 43 días por los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa, Guerrero.

Podrás encontrar:

  • Postales de los estudiantes con parte de sus perfiles.
  • Artículos de opinión sobre el caso.
  • Línea de tiempo actualizada.
  • El Twibbon oficial de la campaña para que cambies tu foto de perfil en redes sociales y muestres tu apoyo.

 

Entra a:

www.centroprodh.org.mx/43xayotzinapa

Imprimir
PDF
Nov
12

Se acuerda asistencia técnica internacional al Estado Mexicano para investigar la desaparición forzada de los 43 normalistas

Autor // comunicacion

BannerAyotzinapa

  • Grupo Interdisciplinario de Expertos revisará actuación de las autoridades frente a las desapariciones forzadas.
  • La asistencia técnica se realizará sobre: la verificación de planes de búsqueda en vida de las personas desaparecidas; verificación de las líneas de investigación; y, el Plan de Atención Integral a las Víctimas