Otorga CIDH medidas cautelares a pobladores de Aldama, Chiapas

by



Ciudad de México, 28 de abril de 2021La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de las familias tsotsiles de Coco´, Tabac, Xuxch´en, San Pedro Cotzilnam, Chayomte, Juxtón, Tselejpotobtic, Yetón, Chivit, Sepelton, Yoctontik y Cabecera Aldama, municipio de Aldama, Chiapas, por reunir su caso los requisitos de gravedad, urgencia e irreparabilidad.

La solicitud establece que las familias tsotsiles en las comunidades de Aldama se encuentran en una situación de riesgo producto de agresiones, hostigamientos y amenazas por la presencia de personas armadas en la zona, lo que habría causado desplazamiento de las mismas en diversos momentos, en el contexto de un conflicto territorial en la zona.

La CIDH informa que valoró las acciones adoptadas por el Estado para atender la situación alegada; sin embargo, tras el monitoreo del asunto, advirtió que las agresiones armadas siguieron presentándose, incluso pese a contarse con un Acuerdo de No Agresión; así también las consideraciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos quienes, en diversas oportunidades, exhortaron al Estado a garantizar los derechos de los habitantes de la zona.

En consecuencia, de acuerdo con el artículo 25 del Reglamento de la CIDH, la Comisión solicitó al Estado de México que: a) adopte las medidas de seguridad necesarias, y culturalmente pertinentes, para proteger la vida e integridad personal de las familias beneficiarias; específicamente, para garantizar la seguridad al interior de sus comunidades, y durante sus desplazamientos, con miras a prevenir amenazas, hostigamientos, intimidaciones o actos de violencia armada por parte de terceros; b) concierte las medidas a adoptarse con las personas beneficiarias y sus representantes; y c) informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los hechos que dieron lugar a la adopción de la medida cautelar y así prevenir su repetición.

Los ataques contra las comunidades tsotsiles se han intensificado en los últimos meses a pesar de que el 27 de noviembre de 2020 las autoridades de Aldama y Chenalhó firmaron el Convenio Definitivo que Resuelve el Conflicto Agrario entre Bienes Comunales de ambos municipios en Chiapas.

Medios independientes han reportado que los ataques provenientes de Chenalhó buscan tomar posesión de 60 hectáreas que han pertenecido históricamente a los tsotsiles de Aldama.

El pasado marzo, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de La Casas reportó que “mientras ocurrían las agresiones armadas, la Guardia Nacional y Policía Estatal Preventiva se encontraban del lado de Santa Martha-Miguel Utrilla, Chenalhó”, de donde provenían los disparos.