BAJO LA LUPA |Saldos bélicos, por Sergio Aguayo

by

 

El Estado carga con una deuda hacia los centenares de desaparecidos durante la Guerra Sucia. La indolencia de la 4T es porque ¿son desorganizados, malagradecidos o le están haciendo otra concesión a los militares?

El 5 de enero de 1978 Alicia fue apresada por militares y agentes de la DFS. En julio de 2001 hice público en el diario Reforma, un documento fechado el 6 de enero de aquel año donde la DFS reconocía que «Alicia de los Ríos Merino alias Susana se encuentra detenida». Integrantes de esa organización la vieron posteriormente en el Campo Militar Número 1 y en la base militar de Pie de la Cuesta. Desde entonces se le perdió el rastro. ¡Hace 43 años!

Hay seis dependencias federales con competencia en el tema de los desaparecidos de la Guerra Sucia: el Archivo General de la Nación, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, la Comisión Nacional de Búsquedas, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Fiscalía General de la República y la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación. A Alicia le ofende que cada una va por su lado, en lugar de coordinarse para hacer una búsqueda integral de su madre y presentar un frente común para superar uno de los obstáculos más grandes: la renuencia militar a abrir sus archivos.

*Lea el artículo completo en Reforma