Martha Camacho y José Manuel Alapizco Lizárraga

Desaparición Forzada, Ejecución Arbitraria, Tortura

Año de los hechos

1977

días desaparecida en la 9a. Zona Militar

i

interpone denuncia penal ante la FEMOSPP

22 mayo 2002

Martha Alicia Camacho Loaiza y su esposo José Manuel Alapizco Lizárraga, pertenecieron a la Liga Comunista 23 de Septiembre, en Culiacán, Sinaloa, un movimiento armado de carácter de guerrilla urbana. Ambos fueron detenidos por elementos de la Policía Judicial del estado de Sinaloa y agentes de la entonces Dirección Federal de Seguridad el 19 de agosto de 1977. José Manuel fue ejecutado extrajudicialmente y su cuerpo fue desaparecido. Martha Alicia estuvo desaparecida por espacio de 49 días en la Novena Zona Militar, en Culiacán, Sinaloa, y en una casa de seguridad. Fue torturada e inclusive dio a luz a su hijo en cautiverio. Sobrevivió la a la desaparición en octubre del mismo año y jamás volvió a formar parte de algún grupo subversivo.

El 22 de mayo de 2002 ante la FEMOSPP se interpone una denuncia penal de hechos posiblemente constitutivos de delitos por la ejecución extrajudicial de José Manuel Alapizco Lizárraga; la desaparición forzada; así como todas las vejaciones y tortura de las que fue objeto, incluyendo el parto de su hijo Miguel Alfonso Millán Camacho, en condiciones de cautiverio. No obstante, a partir de la disolución de esta Fiscalía, la PGR determinó en el 2013 que los delitos habían prescrito.

Inconforme con esta decisión, Martha Camacho y su hijo promovieron un juicio de amparo resuelto el 29 de julio de 2014, en el que el Juez de Amparo señaló que en la averiguación previa existían suficientes elementos, incluyendo el “Informe Histórico a la Sociedad Mexicana” de la FEMOSPP para considerar que durante el periodo de la “Guerra Sucia” se habrían cometido violaciones a derechos humanos que pueden ser constitutivos de delitos de lesa humanidad, que por su gravedad son delitos imprescriptibles. Posteriormente, en la sentencia de fecha 13 de julio de 2015, dentro del Amparo en Revisión 209/2014 resuelto por el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito, este tribunal estableció que la PGR debía investigar lo siguiente: en el caso de José Manuel Alapizco, la desaparición forzada y asesinato; mientras que en el caso de Martha Camacho, los hechos denunciados constituyen el delito de tortura.

Actualmente Martha Camacho es presidenta de la Unión de Madres con Hijos Desaparecidos de Sinaloa (UMHDS) y se encuentra en espera de que la CNDH se pronuncie en torno a su caso, reconociendo los hechos que sobrevivió.