El fenómeno de la tortura sexual contra mujeres detenidas no ha sido suficientemente analizado en México, mientras que el papel del Estado ha sido casi absoluta pasividad. Sin Embargo, instancias académicas y organizaciones de la sociedad civil han trazado rutas novedosas para conocerlo.

Durante los últimos cuatro años, en el Centro Prodh hemos conocido de más de 110 casos de mujeres sujetas a procesos penales y sobrevivientes de diversas formas de tortura sexual. Documentamos exhaustivamente los casos de 29 de ellas y confirmamos que la tortura sexual es generalizada y que dentro del aparato estatal existen esquemas institucionales que alimentan y/o permiten su comisión.

Con este informe queremos aportar a la lucha por su libertad, pero también: contribuir al desarrollo del entendimiento de la tortura sexual como violación grave a derechos humanos, documentar y analizar los patrones de detención arbitraria y tortura sexual contra mujeres; revelar los impactos de estas prácticas en los procesos penales; evaluar la respuesta estatal, particularmente en el cumplimiento de las obligaciones jurisdiccionales y visibilizar la vivencia, dolorosa pero también resiliente, de un grupo de mujeres -y sus familias- que en las más adversas circunstancias siguen luchando por alcanzar la justicia.

Descargar
Descargar

También puedes descargar el Resumen Ejecutivo aquí.

Y si deseas conocer más sobre ese informe, puedes visitar la página de lanzamiento del informe aquí.