BAJO LA LUPA | Predecir el horror, por Javier Risco

by

Human Rights Data Analysis Group (HRDAG), Data Cívica y el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana (PDH Ibero) han diseñado una herramienta que permite identificar los municipios en el país que tienen una probabilidad alta o baja de tener fosas clandestinas, ¿por qué? Porque la ciencia será lo único que nos saque de la crisis humanitaria que vivimos en este país; nos hemos dado cuenta que ni los discursos, ni las mismas estrategias de seguridad han avanzado algo en la última década. Politólogos, sociólogos, matemáticos, programadores y científicos se han dado cuenta que con los datos –los reales, no otros datos– se puede aportar más que cualquier promesa de campaña.

Cuando varios hablamos de OTRA estrategia de seguridad, también nos referimos a esto, ¿cuánto del presupuesto está destinando el gobierno para el desarrollo de ciencia contra el crimen organizado? Aquí hemos aplaudido la creación del Ecosistema Nacional Informático de personas desaparecidas, desde el Conacyt, pero, ¿qué más se está desarrollando desde el gobierno federal? El primer año ha sido un fracaso en materia de seguridad, el segundo y tercero pondrán a prueba a la Guardia Nacional; sin embargo, es fundamental que la Comisión Nacional de Búsqueda y la Fiscalía General abracen estos proyectos, así como lo han recibido desde la esperanza varios colectivos que buscan a sus desaparecidos, esos que no saben de discursos ni promesas, sino de datos, pala y tierra. (Para revisar la investigación http://datacivica.org/assets/pdf/Fosas_web.pdf )