ahi-esta-el-detalle, La edición de hoy — marzo 22, 2017 at 8:20 am

País de huesos | Ricardo Rocha en El Universal

by

¡Ahí está el detalle!

Exhumación de las fosas de Tetelcingo | Proceso

Las cifras de cada día son espeluznantes: decenas y a veces cientos de cuerpos son hallados bajo tierra. A veces en fosas clandestinas, como las que vi en Iguala, perfectamente excavadas con trascabos, o sepultados a la carrera en entierros improvisados.

Pero lo más aterrador es que estos hallazgos horripilantes ya no nos horroricen. Como si las continuas bofetadas a nuestra capacidad de asombro nos hubieran puesto en estado de shock.

Pero más allá de las cifras, no se necesita ser tremendista para suponer las miles y miles de horas de dolor, de tortura, de violaciones, vejaciones y sufrimiento detrás de estas estadísticas. Y la vergüenza inaudita de que esto ocurra aquí. Porque en ningún país del mundo que se considere medianamente civilizado sería admisible tanta barbarie.

Por eso indigna la complicidad de gobiernos municipales, estatales y por supuesto el Gobierno federal, que prefieren echar sus muertos bajo la alfombra del territorio nacional. Un amontonamiento infame de huesos en fosas y cementerios clandestinos donde no hay siquiera una cruz.

*Lea el artículo completo en El Universal.