Fiscalía General del Estado de Veracruz revictimiza a familiares de personas desaparecidas, acusan

by

* Sin evidencias y sin avisar a familiares, el fiscal informó de “indicios sólidos” que apuntaban la identidad de 5 personas encontradas en una fosa.

Protesta de familiares de personas desaparecidas ante la Fiscalía General del Estado de Veracruz en enero de 2016 | Serapaz

Ciudad de México, 22 de marzo de 2017. El Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) y la organización Desaparecidos Justicia manifestaron ayer que el Fiscal General de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, incurrió en revictimización contra familiares de desaparecidos por la forma en que dio a conocer el hallazgo de ocho fosas clandestinas en el municipio de Alvarado, informando sin exámenes de por medio ni respeto por las familias la presunta identidad de algunos cuerpos.

Por su parte, colectivos de familiares de Tierra Balnca, Coatzacoalcos, Xalapa, Córdoba y Veracruz exigieron que el fiscal Winckler cese sus declaraciones contra el Colectivo El Solecito de Veracruz y su coordinadora, Lucía Díaz.

El Fiscal indicó que, en el terreno de la comunidad denominada el Arbolillo, donde se recuperaron al menos 47 cráneos además de centenares de restos humanos, existían “indicios sólidos” de que ahí se encontraban los cuerpos de tres integrantes de la familia Sánchez Pérez y los de de Baruch Grajeda García e Isaías Jácome Hernández. El adelanto de la noticia, lejos de estar contrastada con evidencias sólidas y científicas, se realizó antes de comenzar procedimientos de identificación forense y sin poner sobre aviso a los familiares.

El IMDHD denunció que las conclusiones ofrecidas a la prensa por la Fiscalía General son contrarias a las máximas de protección y participación previstas en la Ley General de Víctimas. Añadieron que “no sólo son precipitadas e insensibles, sino que son contrarias a lo establecido por las normas y protocolos nacionales e internacionales aplicables en materia de búsqueda de personas desaparecidas e implican violaciones a los derechos humanos reconocidos en favor de las víctimas, en particular, su derecho a la intimidad y a la no revictimización y a los principios de dignidad”. Señaló su alarma por la irresponsabilidad de la Fiscalía de dar a conocer hipótesis no corroboradas.

Desaparecidos Justicia, que agrupa a familias de Querétaro y acompaña el caso de la familia Sánchez Pérez, sostuvo que la Fiscalía General de Veracruz ni siquiera tiene la certeza de contar con los perfiles genéticos de las familias afectadas, puesto que muchas muestras fueron extraviadas o ni siquiera fueron practicadas durante la pasada administración.

El IMDHD exigió a las autoridades de Veracruz establecer de inmediato mecanismos de comunicación directa con las familias y colectivos y sus representantes y acompañantes; garantizar la aplicación de los protocolos en la materia; facilitar todos los medios para que las familias afectadas acudan cuantas veces sea necesario a las instalaciones de la Fiscalía General a recibir o aportar información; agilizar los procedimientos de identificación forense de los restos localizados en Alvarado y Colinas de Santa Fe; reforzar las acciones tendientes a contar con estrategias de comunicación que garanticen un tratamiento adecuado de las informaciones ; establecer de inmediato un mecanismo o grupo de coordinación de todas las instancias federales, estatales y municipales competentes para la elaboración e implementación urgente de un Plan de Exhumaciones y de Identificación de restos con la participación de las víctimas y sus representantes, expertos independientes, organismos de derechos humanos y organizaciones internacionales; establecer, de igual manera, un mecanismo o grupo de coordinación para la elaboración e implementación urgente de un Plan de Búsqueda de personas desaparecidas, y priorizar la asignación de recursos para el establecimiento de una política pública integral que atienda la búsqueda de personas desaparecidas e identificación de restos.

*Consultar comunicado íntegro aquí.