Ya no hay obstáculos para derogar la Ley de Seguridad Interior: #SeguridadSinGuerra a AMLO

by
* Para lograr la reconciliación y la paz se debe cambiar profundamente el modelo de seguridad, señala el colectivo. 

Ciudad de México, 06 de julio de 2018. Con la mayoría legislativa obtenida en las pasadas elecciones por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados no hay impedimento para derogar la Ley de Seguridad Interior, consideraron personas expertas y organizaciones integrantes del colectivo #SeguridadSinGuerra.

En un comunicado, el colectivo -que ha encabezado la oposición a la impopular ley, aprobada hace seis meses- consideró que la reconciliación a la que ha llamado el presidente electo podría traducirse en una agenda para la paz con la participación de las víctimas, para lo cual debe considerarse un cambio profundo en el modelo de seguridad.

Las organizaciones celebraron que el futuro secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, plantee capacitar a las policías, mejorar sus condiciones socioeconómicas y elaborar un plan de retiro gradual de las fuerzas armadas de las labores de seguridad pública, y que la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, haya propuesto despenalizar la siembra, trasiego y uso lúdico de cannabis.

“Sin embargo, también vemos con preocupación la existencia de obstáculos que pueden comprometer la construcción de paz. Uno de ellos es la promesa de campaña para crear una Guardia Nacional, que pudiera ir en contra de la desmilitarización de la seguridad pública; así como la vigencia de la Ley de Seguridad Interior”, advirtieron.

Las organizaciones consideraron que, independientemente de las eventuales resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre su constitucionalidad, la LSI no contribuye a la paz y su simple existencia amenaza e inhibe el ejercicio de derechos humanos, “tal y como lo han señalado las recientes sentencias de amparo del Poder Judicial de la Federación, por lo que su vigencia seguiría vulnerando innecesariamente el orden democrático”.

Finalmente, las y los expertos se ofrecieron para colaborar en el fin de los once años de horror que ha significado la Guerra contra el Narcotráfico.