México, el país más peligroso de América Latina para ejercer el periodismo: Article 19

by

*El Estado ha implementado estrategias para reducir el flujo de información hacia la sociedad, denuncia durante la presentación de su informe Democracia simulada. Nada que aplaudir. 
Ciudad de México, 21 de marzo de 2018. Las 1986 agresiones contra periodistas en lo que va del sexenio, 507 de las cuales tuvieron lugar el año pasado -12 en forma de asesinatos-, sostienen a México como el país más peligroso para ejercer el periodismo en América Latina, sostuvo Article 19 en la presentación de su informe Democracia simulada, nada que aplaudir. 
Durante la presentación, Ana Cristina Ruelas, directora de la organización, advirtió que “un 99% de impunidad (en los crímenes contra periodistas) no se puede explicar si no admitimos que hay perpetradores que forman parte de los tres niveles de gobierno. Necesitamos una #FiscalíaQueSirva”.
Por su parte, Patricia Espinosa, hermana del asesinado fotorreportero Rubén Espinosa, lamentó que “la fiscalía no nos ve como personas, nos ve como un papel más de sus 20 tomos. Criminalizan y estigmatizan a las víctimas”.
El informe recuerda que del año 2000 a la fecha suman 114 periodistas asesinados. La organización señaló que los niveles de violencia a los que se enfrentan quienes buscan informar son solo comparables con aquellos países en situación de guerra declarada, como Siria. También acusó que se han implementado estrategias desde el Estado para reducir los flujos de información efectiva que llegan a la sociedad durante los últimos 6 años.
El informe comprende un recuento general de los avances y retrocesos; analiza la sentencia de la Suprema Corte de Justicia para ordenar al Congreso de la Unión la regulación de la publicidad oficial; habla sobre las historias de aquellos y aquellas que han sufrido la violencia y que han tenido que enfrentarse a un Estado que se olvidó de ellos; destaca a los archivos como instrumentos de acceso a la información y el derecho a la verdad y, finalmente, trata de la evolución de la protesta social y el uso de la fuerza del Estado.
La organización destaca, sin embargo, que en el último lustro, nuestro país ha experimentado el surgimiento de un periodismo de investigación vibrante y resistente al miedo que deriva de los embates de la violencia y la represión. “A pesar de la intencionada limitación a las libertades democráticas por parte del Estado y de otros actores del contexto nacional, la sociedad se ha unido y ha logrado poner en relieve exigencias que buscan combatir la lacerante impunidad y penetrante corrupción de los organismos del Estado”, pomderó.