Alertan de inminente nuevo ataque armado en Oxchuc, Chiapas

by

*Hay tres muertos, 17 heridos y 20 personas desaparecidas tras la primera incursión del grupo, ocurrida el 24 de enero.

FOTO: Milenio

Ciudad de México, 26 de enero de 2018. Un nuevo ataque a la  población indígena de Oxchuc, Chiapas, es inminente, por lo cual la sociedad debe pronunciarse para detener la agresión, señalaron ayer un grupo de organizaciones civiles y de derechos humanos en una Acción urgente.

El primer ataque dejó un saldo de al menos tres personas muertas (uno de cuyos cuerpos no ha podido ser recuperado), al menos 17 heridas y 20 desaparecidas. Entre los heridos se encuentra Juan Gabriel Méndez López, abogado comunitario del Movimiento con Justicia y Paz para el pueblo de Oxchuc, quien representó a la comunidad en el amparo promovido para rechazar las presencia de partidos políticos en el municipio y quien recientemente promovió un amparo contra la Ley de Seguridad Interior.

“Este problema deriva de conflictos post electorales no resueltos desde el 2015, a partir de esta fecha han ocurrido varios actos de violencia y enfrentamientos con la aquiescencia del Gobierno de Chiapas, afectando a toda la población del municipio, que en su mayoría se encuentra conformada por mujeres, niñas y niños, quienes ante los rumores de mayores actos de violencia, se encuentren aterrorizadas y resguardadas en sus casas. Cabe señalar que este ataque se da en el marco de una acción popular, en la que la comunidad se estaba organizando para reaperturar el entierro sanitario que simpatizantes de la presidenta municipal María Gloria Sánchez habían clausurado”, explicaron las organizaciones, quienes acusaron cinismo y omisión de las autoridades estatales.

La información de los pobladores señala que el grupo armado, de personas ajenas a la comunidad y portadoras de armas de grueso calibre, se concentra en las comunidades: Piedra Escrita, El Mash, Cruxtón y Yochib. También confirmaron que ayer nuevamente se escucharon disparos cerca de la comunidad Piedra Escrita, además de que en el crucero de Cruzton no se ha reportado el cese de las detonaciones.

Las organizaciones exigieron al gobierno que garantice la integridad y vida de las y los pobladores, atienda a los heridos y reconozca su responsabilidad en el conflicto. “Nos preocupa que esta situación sea usada como excusa para justificar una irrupción y represión, que rompa el proceso organizativo de las comunidades que reivindican su autonomía y libre autodeterminación, por parte de los tres niveles de gobierno en el territorio indígena de Oxchuc, violando los derechos humanos de la población indígena tseltal que ocupa dicho municipio”, advirtieron.