Carlos Domínguez, primer periodista asesinado del año

by

*Ante el riesgo de impunidad en Tamaulipas, llama ARTICLE 19 a que la FEADLE atraiga el caso. 

@Redes

@Redes

Ciudad de México, 15 de enero de 2018.  El asesinato del columnista político Carlos Domínguez, ocurrido la tarde del pasado sábado 13 de enero en Nuevo Laredo, Tamaulipas,  representa la continuidad de la letalidad del año previo, advirtió ARTICLE 19, que documentó el asesinato de 12 periodistas en México durante 2017.

La organización defensora de la libertad de expresión exigió que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión atraiga a la brevedad la investigación de los hechos y agote la línea de investigación relacionada con la actividad profesional del opinador, quien un día antes de su asesinato abordó la situación de violencia e impunidad generalizada a nivel nacional.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó al gobierno de Tamaulipas brindar protección a los familiares del periodista. PEn México condenó el hecho.

Domínguez trabajó la mayor parte de su carrera periodística en El Diario de Nuevo Laredo y desde mediados del año pasado dio amplia cobertura a asuntos de política local en su columna, publicada en el medio digital El Horizonte de Matamoros. Ahí, abordó durante los meses recientes la pugna política en Tamaulipas de cara a las elecciones de las 43 cabeceras municipales. ARTICLE 19 recordó que en su primer informe semestral del año 2017, expuso cómo la cobertura en temas de corrupción y política se ha convertido en una de las más riesgosas para la prensa y ha estado relacionada con casi la mitad de las agresiones documentadas durante el primer semestre del año pasado.

Desde 2000 a la fecha, ARTICLE 19 ha documentado 14 asesinatos de periodistas en Tamaulipas, la segunda entidad con mayor registro, después de Veracruz (25). Mientras tanto, en el año 2016 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos consideró a este estado como una “zona silenciada”

“Ante este patrón de violencia y nulos resultados en las investigaciones de asesinatos acaecidos en la entidad, existe un alto grado de probabilidad de que la conducción de la investigación por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas se caracteriza por la falta de debida diligencia e imparcialidad. Es por eso urgente la intervención de la FEADLE y la subsecuente atracción del caso”, insistió la organización, quien llamó al gobierno estatal a colaborar en el esclarecimiento del caso y a tomar medidas de no repetición.