Desalojan violentamente a comunidades veracruzanas que demandaban atención a una epidemia

by

*Detenciones arbitrarias, cortes de luz y detonaciones de armas de fuego, la respuesta a la exigencia de salud.

Imagen tomada de Facebook

Ciudad de México, 10 de octubre de 2017. Elementos de la Fuerza Civil y de la delegación de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz desalojaron con violencia a habitantes de Coxquihui, quienes bloquearon la carretera Coxquihui-El Espinal-Coyutla desde el 07 de octubre para demandar atención médica urgente ante el brote de una enfermedad respiratoria aguda que en los últimos diez días ha dejado una decena de personas hospitalizadas y dos niños muertos.

De acuerdo con organizaciones de derechos humanos, en el desalojo fueron golpeados y detenidos arbitrariamente el agente municipal de la comunidad de Oriente Medio Día, José Luis Martínez López, así como Leonardo Gonzáles Soto, Martín Gonzáles Soto, Herubei García Hernández e Irvis García Hernández, así como cuatro mujeres más de las que no se tienen datos precisos.

“Los pobladores fueron sometidos a golpes y subidos a patrullas de la Fuerza Civil, hasta las 11:59 pm del 9 de octubre no habían sido presentados en ningún Ministerio Público”, sostuvieron las y los defensores en una Acción Urgente lanzada hoy.

Posteriormente, los policías armados ingresaron a los domicilios de los pobladores para intimidarlos, y anunciaron un corte de luz como represalia. Los habitantes y reporteros de la zona confirmaron que posteriormente hubo cortes del suministro de energía eléctrica en la localidad del Totonacapan para cohibir los actos de protesta por el brote sanitario que se habría extendido a otras congregaciones de Coxquihui y El Espinal.

Los pobladores temen otra agresión, además de que a las 22:00 horas hubo notificaciones en las comunidades de Comalteco y Ojite de Matamoros de detonaciones de armas de fuego.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, que emitió un comunicado el 9 de octubre, se trató de un brote de infección respiratoria aguda, aunque el acta de defunción de uno de los niños fallecidos señala que murió de leptospirosis. Pobladores acusaron falta de atención, certeza médica y de medicamentos, ya que una cuadrilla de médicos llegó el domingo 8 a las comunidades y no contaban con medicamentos necesarios.

La Red Unidos por los Derechos Humanos llamó al Gobierno del Estado de Veracruz a brindar la libertad de las personas detenidas arbitrariamente así como la más alta protección a la integridad física y psicológica, tanto de los detenidos como a las comunidades afectadas. A la Secretaría de Salud le solicitó brindar la atención que demanda la gravedad de este brote epidémico que pone en riesgo a los menores de la región.

Comments are closed