Suprema Corte fijará protección ante tortura con fines de “investigación”

by

* El caso de Yecenia Armenta, sobreviviente de tortura sexual, es considerado paradigmático por organizaciones. 

Yecenia, en imagen para AI

Yecenia, en imagen para AI

Ciudad de México, 16 de agosto de 2015. En una decisión que fijará los alcances de un amparo ante el uso de la tortura con fines de “investigación” de un delito, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atrajo el recurso de revisión interpuesto por la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa en contra del amparo concedido a Yecenia Armenta, sobreviviente de tortura sexual y encarcelada con base en la confesión hecha después de los tormentos sufridos.

El 10 de julio de 2012, Yecenia Armenta Graciano, su hermana y su cuñada fueron detenidas por dos hombres sin identificación oficial que las acusaron de viajar en un auto robado. Posteriormente Yecenia fue sometida a 15 horas de tortura física, sexual y psicológica a manos de policías ministeriales de Culiacán, incluyendo amenazas contra sus hijos. Así fue obligada a declararse responsable del asesinato de su esposo Jesús Alfredo Cuen Ojeda, hermano de un reconocido político priísta y privado de la vida en una situación que ella desconoce.

En enero de este año, Alba Lorena Galaviz Ramírez, Jueza Tercero de Distrito, resolvió firmemente que deberá excluirse la confesión que fue obtenida bajo tortura y dio directrices muy claras al Ministerio Público local para investigar la tortura y deslindar responsabilidades conforme a la cadena de custodia y de mando. “En contra de esta resolución y como muestra de la obstaculización dolosa del acceso a la justicia para Yecenia, la Procuraduría local interpuso un recurso de revisión que fue turnado al Tribunal Colegiado en Materia Penal con sede en Mazatlán”, informó en un boletín la campaña Rompiendo el Silencio, todas juntas contra la tortura sexual.

El tribunal colegiado solicitó a la SCJN atraer el caso de Yecenia Armenta por su trascendencia, especialmente luego de que el caso fuera expuesto el 20 de marzo de este año ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) durante la audiencia temática “Tortura sexual contra mujeres en México”.
 “Con su resolución, la Suprema Corte tendrá la oportunidad de fijar los efectos más protectores de un juicio de amparo cuando el acto que se combate es la tortura con fines de investigación, que da lugar a la fabricación de pruebas y de culpables, independientemente de su seguimiento como delito. También podrá abordar la tortura sexual que de manera diferenciada padecen las mujeres a manos de agentes del Estado, como reflejo de la discriminación y violencia estructural en base al género”, explicaron las integrantes de la campaña.
 Yecenia -cuyo caso es defendido por su familia y acompañado por el Frente Cívico Sinaloense y el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad- sigue en prisión, a la espera de la resolución de un amparo, y enfrenta una campaña de descrédito en la prensa local. La Comisión Estatal de Derechos Humanos y la Comisión Nacional de Derechos Humanos han emitido sendas recomendaciones al gobierno de Sinaloa.