INM y policías agreden a defensores y detienen a migrantes en Tabasco

by

*Exigen al Estado mexicano respetar los derechos de migrantes y defensores, así como sancionar a los responsables

Migrantes centroamericanos | Foto: Olivia Vázquez

Migrantes centroamericanos | Foto: Olivia Vázquez

México, D.F.- El pasado 30 de abril, agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) así como elementos de la Policía Federal y estatal de Tabasco detuvieron a alrededor de 300 personas migrantes que viajaban en caravana por el municipio de Emiliano Zapata. Durante el “operativo”, los funcionarios hostigaron y agredieron a Fray Tomás González, Fray Aurelio Montero y Rubén Figueroa, defensores de migrantes.

A través de un comunicado de prensa, organizaciones de la sociedad civil así como defensoras y defensores de personas migrantes, condenaron los hechos y exigieron la cancelación inmediata “de cualquier proceso de deportación iniciado y liberar de inmediato a las personas migrantes, garantizar su integridad física y garantizarles libre tránsito por todo el país”, precisó el documento.

También instaron a respetar la labor de las y los defensores y a investigar y sancionar a quienes cometieron agresiones durante la ejecución del operativo, pues éste violó derechos tanto de migrantes como de quienes los defienden.

Es preciso mencionar que la caravana de migrantes estaba integrada por personas que se encontraban en La 72 —hogar y refugio para migrantes— y que decidieron emprender la caminata tomando como ejemplo el Viacrucis Migrante, realizado en días anteriores. En este sentido, La 72 “decidió monitorearlos, ayudarles con alimentos en donde se decidieran parar y hacer avanzadas para llamar a la solidaridad de las comunidades por donde fueran pasando”, señaló el comunicado.

De acuerdo con el testimonio de los defensores que acompañaban a las y los migrantes, los agentes tanto del INM como de la policía detuvieron a la caravana, pese a que Fray Aurelio intentó dialogar con ellos. Acto seguido, fue arrestado delante de las y los migrantes, situación que los obligó a entregarse, a cambio de que no dañaran al sacerdote. Asimismo, Rubén Figueroa, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano, fue golpeado en la cabeza, rostro y torso, y fue aislado por elementos de la Policía Federal, por espacio de 15 minutos.

Posteriormente, Fray Tomás, director de La 72 llegó al lugar de los hechos para solicitar el oficio que ordenaba el operativo, sin embargo, no tuvo respuesta por parte de los elementos de la policía. El clérigo declaró que las agresiones en su contra ocurrieron cuando se percató de que estaban sometiendo a dos menores de edad por no querer subir a los vehículos, y llamó a las y los habitantes de la zona para que formaran un cordón humano para proteger a las y los migrantes.

Ante el llamado del sacerdote, elementos de la Policía Federal lo rodearon y sacaron del lugar. Minutos después, un agente del INM lo empujó de manera violenta a casi metro y medio de distancia. Dicha agresión derivó en una lesión en la mano derecha de Fray Tomás.

Los defensores afectados así como las organizaciones de la sociedad civil, rechazaron tajantemente la actuación del gobierno federal “que, por una parte, simula ante la sociedad civil al entregar visas a los integrantes de una caravana de migrantes unos días antes y detiene, hostiga e intenta deportar a personas migrantes unos días después”, puntualizó el documento.

Firmaron el comunicado: La 72 Hogar Refugio para personas Migrantes; Fray Raúl Vera, Obispo de Saltillo; Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios; Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México; Casa Migrante de Saltillo; Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas; Equipo Indignación; Propuesta Cívica; Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia; Artículo 19; Colectivo “Ustedes Somos Nosotros”; Fraternidad Franciscana; Colectivo Nadie es Ilegal y la Red de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”.

14/OVH