Lunes 16 de junio de 2008

by

Para descargar el avance
informativo haga clic aquí

Para descargar la recopilación
completa haga clic aquí

El día de hoy tenemos alerta azul porque cada vez parece más evidente la grave vulneración al derecho a la seguridad jurídica y a la justicia implícita en la impunidad y corrupción que persisten en los cuerpos policiales de todo el país, aspecto ejemplificado muy claramente en Oaxaca. Sin embargo, es aún más preocupante que esta situación se extienda también al INM, como parece indicar el caso del autobus secuestrado, e incluso a las empresas de seguridad privada que operan en el norte del país.

Aumentan indicios de desaparición en Oaxaca

Acusan a primo de Ulises Ruiz de ordenar inhumación clandestina de 8 cadáveres

Emergen informes sobre desapariciones en los 70 en Guerrero

El domingo el periódico la Jornada reveló que un funcionario del ayuntamiento de Oaxaca, Geovany Vásquez Sagrero, presentó una denuncia penal en la SIEDO por la inhumación de ocho cadáveres de personas no identificadas en una fosa común del panteón Jardín. Según la denuncia Romeo Ruiz García, primo del gobernador de Oaxaca, habría sido quien ordenó las inhumaciones. Cabe señalar que dicho funcionario ha sido interrogado ya en relación a los dos eperristas desaparecidos.

Por otra parte la Comisión Civil de intermediación ha mantenido contacto con la Segob y considera que existen los elementos suficientes para tipificar los hechos como una desparición forzada, lo cual fue puesto en duda por el responsable del diálogo con la instancia civil, el subsecretario Abraham González.

Por otra parte continúan emergiendo informes que abonan a la documentación de la Guerra sucia en los años 70. Según datos oficiales obtenidos por el periodista Gustavo Castillo García de La Jornada, durante el sexenio de Luis Echeverría, se da un giro en la orientación del gobierno con relación a los grupos subversivos. Hasta ese momento la estrategia había consisitido fundamentalmente en infiltrar y dar seguimiento, desde ese momento se estableció una estrategia de captura y exterminio.


Mafia cubana y zetas tras secuestro

Según la PGR pensaban ir incluso a la estación migratoria

Según investigaciones de la PGR el secuestro de un autobús que trasladaba a 37 migrantes irregulares a la estación migratoria de Tapachula, habría sido encargado a los zetas por la mafia cubana de Miami. Según el ministro de justicia de Chiapas, Amador Rodríguez Lozano, los cubanos secuestrados ya estarían en Miami. El funcionario también negó que dichos grupos delincuenciales operen en la entidad. Trascendió que otros 3 cubanos que habían sido trasladados a la Cd. de México habían advertido que “algo iba a ocurrir” con el grupo de cubanos. Una de las líneas de unvestigación indica que se quería evitar que los cubanos, opositores al regimen cubano, fueran repatriados.

Según las investigaciones la operación de rescate se hubiese llevado a cabo incluso en la estación migratoria de Chetumal, por lo que también se investiga a agentes de migración que solicitaron el traslado alegando que no había cupo en dicha estación migratoria, situación que ya ha sido descartada.


Seguridad privada, parapeto de narcos

El problema fundamentalmente en el norte del país

La PGR realiza una indagatoria a empresas de seguirdad privada del norte del país para documentar sus presuntos vínculos con grupos de narcotraficantes que las utilizarían para encubrir actividades ilícitas y lavado de dinero. La información fue dada a conocer por el periódico La Jornada y da cuenta de cateos recientes a empresas ubicadas en los Estados de Sinaloa, Chihuahua y Baja California. Según estos informes en un cateo reciente a una de estas empresas habrían sido encontrados cheques a nombre de capos o de comandantes policiacos estatales o municipales. Los nombres de las empresas no fueron reveladas por estar sujetas a investigación pero se encontrarían perfectamente identificadas a partir de información financiera obtenida vía la Comisión Nacional Bancaria y de valores.