Tribunal Federal podría hacer justicia a mujer peruana sobreviviente de tortura sexual en México, tras tres años en prisión.

Ciudad de México, 30 de agosto de 2017. El próximo jueves 31 de agosto, el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal podría resolver el caso de Taylín Clotet Wang, mujer peruana sobreviviente de tortura sexual, quien lleva más de tres años en prisión.

El Tribunal Federal revisará el auto de formal prisión (Amparo en revisión 46/2016) dictado en su contra desde el 22 de febrero de 2014. La defensa cargo del Centro Prodh, ha señalado que dicho auto se sostiene en pruebas ilícitas, y pide al magistrado que dichas pruebas sean excluidas conforme lo establece la legislación mexicana y los tratados internacionales que México ha ratificado.

Taylín fue detenida ilegalmente en su domicilio y trasladada a instalaciones policiales sin mostrarle orden de aprehensión la madrugada del 7 de febrero de 2014 en la Ciudad de México. A pesar de que en ese momento se encontraba embarazada, fue golpeada, amenazada, insultada y torturada sexualmente con la finalidad de que emitiera una declaración autoinculpatoria y de que involucrase a otras personas en la comisión del delito de secuestro, sin embargo, no lograron que lo hiciera. Taylín sufrió un aborto en las oficinas de la PGR, estando bajo su custodia, a causa de las vejaciones sin que después se le proporcionara atención médica especializada. Actualmente, se encuentra recluida en el Centro Femenil de Reinserción Social de Tepepan, en la Ciudad de México.

El caso de Taylín es emblemático de las violaciones a derechos humanos cometidas generalmente contra las mujeres cuando son detenidas, entre las que destaca -por su gravedad y por su alta incidencia en México el uso de la tortura sexual. Por eso, su caso fue documentado por Amnistía Internacional en el Informe “Sobrevivir a la Muerte: Tortura de Mujeres por Policías y Fuerzas Armadas en México; por ese motivo, también, en 2017 Taylín se incorporó a la campaña “Rompiendo el Silencio. Todas juntas contra la tortura sexual”. El carácter paradigmático del caso de Taylín Clotet Wang también ha sido reconocido por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) – México, que ha visitado en varias ocasiones a la joven mujer peruana en su lugar de reclusión.

La decisión del Tribunal federal representa una doble oportunidad para la justicia; por un lado,restituir los derechos de una mujer que sobrevivió a la tortura sexual a manos de policía federal; y por el otro, el refrendar su rechazo a la tortura como medio de investigación aplicando el marco de derechos humanos vigente.

Siendo inminente la discusión del caso de Taylín Clotet Wang, el Centro Prodh y Amnistía Internacional, hacemos un llamado a que su caso sea examinado conforme a los más altos estándares en la materia de derechos humanos.

Campaña Rompiendo el Silencio © 2014