Mujeres de Atenco

Imprimir
PDF

Expertas internacionales y sobrevivientes exigen a Estado mexicano erradicar tortura sexual

BannerForoTorSexPost2

 

Para leer el Dossier de Prensa de la campaña, da click aquí.

Para leer el informe Tortura Sexual en México, da click aquí.

 

  • Presidente de la CNDH reconoce durante foro la impunidad que prevalece en estas violaciones a derechos humanos.

 

 

 

Ciudad de México, 19 de noviembre de 2015. Expertas de organismos internacionales, académicas especialistas y familiares y sobrevivientes de tortura sexual llamaron al Estado mexicano a prevenir, sancionar y erradicar la tortura sexual contra las mujeres con una fuerte y renovada perspectiva de género.

El Foro internacional “Hacia la erradicación de la tortura sexual a mujeres en México. Propuestas y perspectivas nacionales e internacionales”, realizado ayer en el Museo Memoria y Tolerancia, fue inaugurado por Claudia Medina, sobreviviente de tortura sexual a manos de elementos de la Marina, y por Austreberta Casales, madre de Verónica Razo, sobreviviente de esta tortura a manos de la Policía Federal y presa en un penal de máxima seguridad. Ambas mujeres exigieron que se termine con la impunidad de este crimen y que se ponga especial atención a las sobrevivientes que se encuentran en reclusión. “Es una enfermedad que están haciendo las autoridades, y si no hay castigo, se incrementa”, alertó Medina. “Temo represalias, pero quiero enfrentarlo porque sola, no me oye nadie”, declaró Casales.

En el evento participaron Tracy Robinson, Relatora sobre los Derechos de las Mujeres de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Rashida Manjoo, Ex-Relatora sobre la Violencia Contra las Mujeres de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Roxana Arroyo, del Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ecuador, así como el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis González Pérez; Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República; Nadia Sierra, asesora de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; así como Katia Vera Morales, de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Tracy Robinson, al aludir a la visita in loco que la CIDH realizó este año a México, indicó que una de las principales preocupaciones de la Comisión Interamericana es el uso extendido de la tortura sexual a manos de todas las fuerzas de seguridad del Estado, especialmente contra aquellas mujeres recluidas. Describió cómo los estereotipos de género se reflejan en esta tortura, y resaltó que uno de los desafíos principales en cuanto a una investigación adecuada es castigar a los responsables, además de hacer efectivas las medidas de no repetición. Insistió en que, aunque sea cometido por actores estatales o no estatales, el Estado tiene la responsabilidad de investigar, perseguir y castigar a los perpetradores, así como asegurar una reparación a las víctimas. “Estamos en un momento único para avanzar en este tema”, insistió.

Rashida Manjoo insistió en que es necesario abordar la tortura sexual de una manera más integral, e insistió en que el trabajo de las víctimas y las organizaciones es crucial para empujar el entendimiento de este tipo de violencia. Señaló que en los años en que ejerció el cargo de la ONU (2009 a 2015) constató falta de capacidad pero también de voluntad de los Estados para erradicr la tortura sexual, y destacó que es necesario atacar las causas estructurales de esta violación a derechos humanos.

El sistema de justicia también está impregnado por estereotipos de género e incluso el marco jurídico llegó tarde a comprender que los derechos de las mujeres son derechos humanos. Lamentó que se invisibilice este tipo de violencia y consideró que, como mínimo, se debe cuidar la aplicación del Protocolo de Estambul, acatar las resoluciones de la CIDH, introducir la perspectiva de género, tipificar la tortura sexual, entre otras acciones.

El presidente de la CNDH, en su turno, reconoció que la impunidad es una situación grave en México que genera condiciones para que los agresores continúen perpetrando violaciones graves a los derechos humanos. Angélica de la Peña resaltó los avances y pendientes en materia de legislación de tortura; Nadia Sierra valoró que los esfuerzos que se hacen para combatir la tortura sexual son aislados e incompletos, y que las instituciones de justicia por sí solas son incapaces de eliminar los obstáculos para el acceso a la justicia a las mujeres.

PortadaDossierRompSil2015

El foro fue convocado por las organizaciones de la sociedad civil que conforman la campaña Rompiendo el Silencio: Todas Juntas Contra la Tortura Sexual: como el Centro de Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Asociadas por lo Justo y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH).

Para leer el Dossier de Prensa de la campaña, da click en la portada.

Imprimir
PDF

Justicia y no dinero, piden 11 víctimas de tortura sexual en San Salvador Atenco

jornada logo

MEDIO: La Jornada

TIPO: Periódico

AUTORÍA: Emir Olivares / Israel Dávila

FECHA: 05 de mayo de 2015

La procuraduría del estado de México las convoca a pactar una indemnización Justicia y no dinero, piden 11 victimas de tortura sexual en San Salvador Atenco

Mujeres victimas de tortura sexual durante el operativo policiaco de hace nueve años en San Salvador Ateneo advirtieron que la reparación real del ataque que sufrieron no pasa por lo económico, sino por el acceso a la verdad y la justicia.

Las 11 víctimas, quienes acudieron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar al Estado mexicano, demandaron que el gobierno de Enrique Peña Nieto no persista en el intento por evitar que el organismo internacional emita su informe sobre el caso.

Confiaron en que ese organismo internacional emita su resolución de fondo sobre los actos en su contra. Esto, para que entre las recomendaciones de la CIDH se pueda establecer la necesidad de investigar los distintos grados de responsabilidad, incluyendo a las cadenas de mando y a quienes ocupaban cargos institucionales, entre ellos el entonces gobernador del estado de México y hoy titular del Ejecutivo federal, Peña Nieto, quien asumió públicamente haber ordenado el operativo.

En conferencia de prensa en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, tres de las agredidas criticaron que en la Gaceta Oficial del estado de México se haya informado sobre la creación de un fideicomiso para dar apoyo económico a las mujeres que durante el operativo policiaco del 3 y 4 de mayo de 2006 (con elementos estatales y federales) sufrieron tortura sexual.

Edith Rosales lamentó que. lejos de buscar la justicia, las autoridades continúen obstaculizando el proceso. "El fideicomiso es una forma de dilación.

Tratan de comprar nuestra dignidad, pagar por haber utilizado nuestro cuerpo. Con la reparación económica quieren terminar todo un proceso de lucha".

Otra de las víctimas, Norma Jiménez, indicó que continuarán su lucha sin importar cuánto tiempo más tengan que pelear por la justicia. A su vez, Stephanie Brewer, abogada del Centro Prodh, indicó que el fondo económico es un intento del Estado mexicano por postergar el informe de la CIDH, mismo que se podría presentar en la próxima sesión de esa comisión en junio.

Posteriormente, el organismo daría a las autoridades un periodo para cumplir con los exhortos y si el Estado mexicano no los cumple, el caso podría llegar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Por otra parte, en Toluca, el titular de la Procuraduría General de Justicia estatal, Alejandro "Gómez Sánchez, llamó a las 11 víctimas de tortura en los operativos de Ateneo para que acudan al Instituto Estatal de Atención a Víctimas del Delito para pactar la indemnización que debe cubrir el gobierno mexiquense, como parte de la reparación del daño ocasionado por el Estado.

Aclaró que el Estado mexicano hareconocido ante la CIDH la responsabilidad de violaciones a garantías individuales en el operativo policiaco de mayo de 2006, y ha manifestado su voluntad de avanzar en el cumplimiento de justicia.