Imprimir
PDF

Me robaron 5 años de vida, dice mazahua encarcelado injustamente por secuestro
Miércoles,
24
Octubre
2012

 

jornada_logo Periódico: La Jornada

Reportero: Alfredo Méndez

Miércoles, 24 de octubre de 2012.

Demanda que se castigue a fiscales y jueces que lo sentenciaron a 37 años de prisión Me robaron 5 años de vida, dice mazahua encarcelado injustamente por secuestro I AlfREDO MÉNDEZ Estuve cinco años con dos meses preso y nunca dejé de preguntarme por qué a mí me pasaba esto", comenta el joven Hugo Sánchez Ramírez, apenas unas horas después de haber abandonado una cárcel en el estado de México en la que permaneció bajo una acusación fabricada que lo señalaba como supuesto secuestrador.

Lo acompañan sus padres, don Antonio Sánchez y doña Rosalba Ramírez, "quienes siempre creyeron en mi inocencia", dice el indígena mazahua con la voz entrecortada y sin ocultar su indignación e impotencia.
Hugo está tan indignado que apenas recuerda que el pasado lunes, cuando fue excarcelado, cumplió 24 años de edad. "Fue un gran regalo, mi libertad", refiere.

Lo que no olvida es exigir justicia frente a los medios de comunicación, porque "me robaron cinco años que nadie podrá pagarme".

Su padre también está molesto. Exige que las autoridades no repitan casos de injusticia como el de su hijo. Pero también sabe ser agradecido con los cinco ministros de la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que ampararon a Hugo la semana pasada.

"Con su sentencia flos ministros) exhibieron la fabricación de pruebas de parte de las autoridades mexiquenses contra mi hijo, porque hasta los testigos (las víctimas del secuestro que le imputaban) se desdijeron", sostiene el padre de Hugo en tono enérgico.

Don Antonio sugiere que a los fiscales y jueces que inculparon y sentenciaron a Hugo a 37 años de cárcel "se les retire de sus cargos y se les meta a prisión, pero sólo cinco meses, con eso me conformo, para que vean lo que se siente".

Han pasado 14 horas luego de que salió del penal de Santiaguito en Almoloya de Juárez, estado de México. Sus abogados del Centro de Derechos Humanos Pro lo reciben con aplausos.

"Gracias a Dios, a mis papas, a mis abogados, a toda la gente que confió en mí. En verdad nunca cometí un delito, me acusaron injustamente, me pasé 5 años y 2 meses en la cárcel por un delito que nunca cometí. Gracias a Dios, pues ya ahorita me encuentro con mi familia", dice en conferencia de prensa.

"Hay mucha gente como yo injustamente en las cárceles pagando delitos que no han cometido, y pues quisiera que no fuese yo el único al que apoyaran, sino también a la demás gente, pero que también salgan libres y pues me siento contento, volví a nacer", añade.
Sánchez Ramírez fue sentenciado a 37 años de prisión por secuestro y a 5 años por portación de arma de fuego.

De la primera acusación fue exonerado la semana pasada por la Corte; el segundo cargo está pendiente en tribunales, pero sostiene que con el apoyo del Centro Pro también saldrá absuelto de ese delito. "¿Que cómo sobreviví en prisión? Fue muy difícil, pero siempre confié en mi conciencia limpia", refiere Sánchez.