Imprimir
PDF

Atenco: 6 años de impunidad, 6 años de resistencia
Jueves,
03
Mayo
2012

México, D.F. a 3 de mayo de 2012

El día de hoy, las mujeres denunciantes de tortura sexual en Atenco y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, A.C. (Centro Prodh) presentan el libro Atenco: 6 años de impunidad, 6 años de resistencia, cuyo objetivo es contribuir a la construcción de la memoria de los fatídicos hechos ocurridos el 3 y 4 de mayo del 2006, cuando policías federales y estatales torturaron sexualmente a por lo menos 47 mujeres con el objetivo de desmovilizar la organización social.

El libro contiene las voces de Jody Williams, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1997; Javier Hernández, Representante en México de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH); Clemencia Correa, académica de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM); Rosalva Aída Hernández, académica del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS); y Martha Figueroa Mier, defensora de los derechos de las mujeres indígenas en Chiapas. No obstante, el libro es más importante aún porque logra visibilizar a las mujeres denunciantes a través de las palabras de Bárbara Italia Méndez Moreno y Edith Rosales Gutiérrez, así como de las expresiones artísticas de Norma Aidé Jiménez Osorio, quien diseñó la portada y la contraportada. De igual forma, está presente la siempre solidaria voz de Valentina Rosendo Cantú.

Cabe decir que la conmemoración del sexto año de los hechos es especialmente importante debido a la coyuntura política actual. Por un lado, Felipe Calderón está por dejar la Presidencia de la República, sin que haya contribuido al acceso a la justicia; por su parte, Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México en aquél 2006 y, por lo tanto, responsable del Operativo Atenco, ha vivido en la impunidad y es candidato a la Presidencia de la República.

En este sentido, desde el Centro Prodh expresamos nuestra enérgica condena a que después de seis años el caso continúe impune y no exista castigo para los responsables intelectuales y materiales de la tortura sexual. Además, afirmamos que mientras no haya pleno acceso a la justicia, no se sentarán bases tendientes a que nunca más vuelvan a existir este tipo de delitos perpetrados por las autoridades en contra de las mujeres.

Atentamente,

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, A.C.