Imprimir
PDF

Demandan acatar fallo de la ColDH

reforma logo

AUTOR: Diana Baptista 
FUENTE: Reforma 
FECHA: 3 de septiembre de 2016


En una audiencia privada realizada ayer ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), víctimas y organizaciones evidenciaron el incumplimiento a la sentencia emitida en 2010 por el caso de los campesinos ecologistas Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera.

En 1999, los activistas fueron detenidos de forma arbitraria por miembros del Ejército, quienes los torturaron y obligaron a firmar confesiones falsas por las que fueron condenados a prisión. En 2001 fueron liberados por un decreto de Vicente Fox.

"Hasta hoy no hay personas detenidas. Hay varias personas identificadas y hay otras que la Policía Federal no ha podido localizar", expuso Stephanie Brewer, abogada del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

"A pesar de que los hechos pasaron en 1999, este no es un caso complejo porque los principales victimarios están plenamente identificados en testimonios, y existen elementos suficientes para probar la tortura, la detención arbitraria e indebida".

Ante miembros de la Corte, uno de los hijos de Rodolfo Montiel describió que su padre se desplazó fuera de Guerrero, pero siguió sufriendo hostigamiento por parte de corporaciones de seguridad. Ello lo obligó a salir de México y solicitar asilo en otro país, donde vive actualmente.

"Su criterio central para saber si hay condiciones de seguridad para regresar son las sanciones por los actos de tortura. Mientras el caso siga en la impunidad, no hay las condiciones", agregó.

La sentencia de la CoIDH también ordena al Gobierno mexicano a realizar cambios estructurales, como adecuar el Código de Justicia Militar a estándares internacionales e implementar un registro de personas detenidas.

Ambas medidas siguen sin cumplirse, según exhibieron las organizaciones.

La reunión de ayer fue el primer encuentro de seguimiento de la sentencia, después de dos informes emitidos por la CoIDH que documentan los pendientes a cumplir.

La sentencia de supervisión, derivada de este encuentro, será puesta en conocimiento de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos.

La audiencia de seguimiento a la sentencia también contó con la presencia del Subsecretario Roberto Campa, del Subprocurador Eber Betanzos y del director general de Derechos Humanos y Democracia de Cancillería, Erasmo Lara.