Imprimir
PDF

Celebran liberación de indígena; culpan al Estado de criminalización
Lunes,
15
Agosto
2016

Autor // Iber Aracen

Soldemexico

Autor:.Hugo Hernández

Fuente: El Sol de México

Fecha: 16 de Agosto de 2016

Tras nueve meses de haber sido encarcelado injustamente, Ildefonso Zamora Baldomero, el llamado defensor de los bosques, ofreció pormenores de lo ocurrido arropado por diversas ONGs, quienes señalaron que lo sucedido "es totalmente un caso de criminalización por parte del Estado, ya que él pertenece a la comunidad indígena tlahuica" Ello, luego de la decisión de un juez federal de liberar a Ildefonso Zamora, defensor indígena ambientalista, y poner fin a nueve meses de injusticia, tras ser privado de su libertad el 20 de noviembre de 2015. 

El Poder Judicial de la Federación reconoció que en el proceso penal seguido en su contra, por el presunto delito de robo agravado, se violó su derecho humano a la presunción de inocencia al no existir pruebas en su contra. 

Durante la audiencia en la que Ildefonso Zamora fue puesto en libertad, expresó ante la jueza: "Soy inocente y siempre lo supe. Todos los daños que me han hecho, son de difícil reparación y no sé quién me dará justicia',' recordó en conferencia de prensa realizada en el Centro Prodh. 

Al salir de la prisión y tras reencontrarse con su familia, el defensor indígena expresó su agradecimiento a las personas que lo apoyaron a exigir su liberación y dijo: "Espero poder retomar mis proyectos de familia y de la lucha en la defensa de la tierra de los tlahuicas y los bosques que marcan la vida para las generaciones futuras, pues sin ellos no hay agua y sin agua no hay vida" Al respecto, Amnistía Internacional, Greenpeace y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez celebraron la liberación de Ildefonso, y reconocieron la importante labor del Juzgado Quinto de Amparo al garantizar su derecho a un juicio justo, por lo que exigen a las autoridades del Estado de México, reconocer como legítima la labor de defensa del Gran Bosque de Agua, del cual San Juan Atzingo forma parte. 

Asimismo, piden que no lleven a cabo ningún tipo de persecución en contra Ildefonso o de su familia, pues la defensa de los bosques continúa, y el Estado debe garantizar que puedan llevar a cabo dicha actividad sin temor a represalias. 

Ildefonso Zamora es originario de San Juan Atzingo, en el Estado de México, donde ha combatido la tala clandestina de los bosques y se ha dedicado a la reforestación, desde el año 2004. 

Existen elementos para presumir que su encarcelamiento estuvo basado en sus denuncias de los daños que se están causando al territorio y al entorno de su comunidad. Su caso es representativo de la criminalización que sufren los y las defensoras de derechos humanos y del medio ambiente en México. 

La liberación de Ildefonso es un primer paso para la justicia, y la defensa del Gran Bosque de Agua, que fue posible gracias a la incansable lucha de su familia, su defensa y la exigencia de más de 47 mil personas que se sumaron a la campaña #IldefonsoLibre para exigir la libertad inmediata e incondicional del defensor ambientalista. 

La comunidad de San Juan Atzingo, ubicada en el municipio de Ocuilán de Artega, Estado de México, comenzó la defensa de sus bosques en 1998 ante el embate de la tala ilegal. Su territorio es parte del Gran Bosque de Agua, que abarca 120 mil hectáreas que albergan casi el 2 por ciento de la biodiversidad mundial.